Sistemas de Control de Humo

LaLa La Presurización de Escaleras

De acuerdo a lo exigido por el ítem 3.3.12 del Anexo VII del Decreto 351/79 Reglamentario de la Ley Nacional 19.587 de Seguridad e Higiene Industrial, todas las cajas de escalera que sirvan a seis o más niveles deben estar presurizadas o mantener un sistema de ventilación cruzada. Esta exigencia se ha trasladado también a los marcos legales de casi todas las jurisdicciones del país.e ambos sistemas obviamente el más efectivo y menos costoso (por el ahorro de superficie de pisos) es el de presurización, sin embargo, la mencionada norma legal no establece, lamentablemente, características técnicas ni requerimientos específicos para lo que es, sin lugar a dudas, uno de los elementos más importantes en la seguridad humana en un edificio de altura.

Cabe destacar aquí, que la presurización tiene como objeto impedir que el humo de un incendio penetre en la caja de escaleras (escalera protegida por muros y puertas resistentes al fuego) durante un tiempo suficiente que permita la evacuación de los ocupantes en forma segura. Esto se torna crítico si tenemos en cuenta que la mayoría (alrededor del 75 %) de los fallecidos en incendios lo es por inhalación de gases tóxicos o calientes y que la caja de escalera y de ascensores es la vía por excelencia para el camino ascendente del humo. Junto con la extracción de humos en atrios y espacios cerrados, la presurización de escaleras resulta uno de los mecanismos más importantes en la gestión del humo de incendios.

La falta de parámetros técnicos en la legislación ha provocado que el cálculo, diseño, instalación y mantenimiento de los sistemas de presurización haya sido realizado con diversas calidades e interpretaciones, desde el que busca sustentarse en normas de reconocida seriedad y probada eficacia hasta quienes tratan el tema de presurización con similitud al de aire acondicionado lo cual es un grave error.

Existen en el mundo distintas variedades de normativas técnicas que se aplican a los sistemas de presurización, la más conocida en nuestro país es la norma COVENIN (Comité Venezolano de Normas Industriales) 1018 que establece parámetros básicos para el cálculo del volumen de aire a inyectar en la caja de escaleras. Con mayor sustento técnico y práctico encontramos las normas inglesas basadas en estudios de Butcher y Parnell, quienes realizaron experimentos de escala real y de allí extrajeron datos fundamentales para establecer la veracidad de sus cálculos, en este caso avanzan aún más y establecen condiciones distintas para casos particulares como por ejemplo escaleras con y sin lobby. Así como también, basada en estos estudios, la UNE 12101-6, que tiene un uso muy difundido en Europa, pero sigue sin considerar parámetros importantísimos al tratar con fluidos compresibles como es el aire. Adicionalmente hay que mencionar que los estudios de Butcher y Parnell fueron realizados en edificios de no más de 15 niveles.

Ing. Mauricio F. Bozzano


  28 de Agosto de 2020

 250

Súmese a nuestra comunidad

ASÓCIESE A CEMERA